Número 22: Enero a marzo de 2014

>Tribuna


Revista CEMCI - Número 22

Tribuna: Las distintas categorías de empleados públicos locales: singularidades tras la Ley de Racionalización y Sostenibilidad.

Descargar PDF

Fichero PDF - 345.84 KB

Las distintas categorías de empleados públicos locales: singularidades tras la Ley de Racionalización y Sostenibilidad.

Alberto Palomar Olmeda

Sumario

Ubicación del régimen jurídico del personal en el seno de las líneas generales de la Ley.

Régimen específico del personal al servicio de la Administración local.

»2.1. La opción del Estatuto Básico.

»2.2. El nuevo artículo 92 de la LBRL.

El personal laboral y sus modificaciones.

»3.1. Definición y contenido del concepto de masa salarial en el ámbito de las Administraciones Locales.

»3.2. Prescripciones relativas a los contratos mercantiles y de alta dirección.

Bibliografía.

1. UBICACIÓN DEL RÉGIMEN JURÍDICO DEL PERSONAL EN EL SENO DE LAS LÍNEAS GENERALES DE LA LEY

La publicación de la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de racionalidad y sostenibilidad de la Administración Local (BOE de 30 de diciembre de 2013) se sitúa en un marco que ha venido a considerarse como estructural en el conjunto de las reformas de las Administraciones Públicas.

La reforma de las Administraciones Públicas forma parte de los programas nacionales de reformas que presenta el Gobierno Español ante la Unión Europea y, asimismo, de las propias declaraciones y programas políticos de esta legislatura que tienen la línea común de indicar que la reforma de las Administraciones Públicas es uno de los ejes centrales de la reforma, precisamente, porque se ha conformado una especie de consenso social (no sé sí científico) de que la reforma es uno de los elementos centrales de las sostenibilidad económica que, como es sabido, se ha convertido, a su vez, en una de las palabras más utilizadas por el legislador en los últimos años en tanto en cuanto sirve para mostrar la sintonía entre las necesidades de financiación, las presupuestarias y el volumen y calidad final de los servicios públicos que pueden prestar las Administraciones Públicas.

En este terreno de las Administraciones Públicas, en general, el debate sobre las Administraciones Locales tiene, sin duda, sus propias características que arrancan de la propia indefinición del modelo, de la estructura de los entes locales y de sus características diferenciales en la conformación de un modelo único de validez generalizada para los más de 8000 Ayuntamientos, de la posición ordinamental del mundo local respecto de las Comunidades Autónomas, de su papel en la provisión de bienes y servicios frente a los ciudadanos y, en general, de un conjunto de cuestiones que proceden, en gran parte, de la configuración histórica y evolutiva del propio ámbito local. Un conjunto de cuestiones que, realmente, han puesto en la realidad un debate abierto sobre el modelo actual, el posible, el necesario sobre el papel real que debe corresponder a las Administraciones Locales en la sociedad actual.

En este debate se ha cuestionado prácticamente todo, desde el número de municipios, el régimen de provisión y de actuación de los órganos supramunicipales, las competencias de cada uno de los entes locales, la organización administrativa, el propio modelo de función pública y el papel de los cuerpos estatales en la nueva conformación de un modelo diferente . De alguna forma podríamos decir que todo lo puntual está en cuestión aunque el producto final lejos de vislumbrar un modelo diferencial y asentado sobre bases radicalmente diferenciadas se muestra como un modelo parcheado con algunas medidas de efecto inmediato y que afectan parcialmente a la realidad en la que se insertan.

Desde la perspectiva más concreta de lo que corresponde analizar aquí podemos indicar que la reforma incide, claramente, en el ámbito del modelo de función pública con medidas puramente contingentes y con medidas que pueden llegar a tener una influencia diferente en la configuración final del modelo. Con vocación puramente descriptiva pasamos a analizarlas.

2. RÉGIMEN ESPECÍFICO DEL PERSONAL AL SERVICIO DE LA ADMINISTRACIÓN LOCAL

Una de las características centrales, de un alcance ciertamente impreciso, consiste en la modificación del artículo 92 de la LBRL que es la norma estructural de regulación del esquema de fuentes en la relación jurídica funcionarial. El alcance real de la modificación exige, sin duda, tener una perspectiva de futuro que derive de la aplicación concreta de la que, claro está, carecemos en este momento pero justifica, en todo caso, que nos aproximemos, en este momento, al análisis de la reforma y la determinación de una perspectiva aplicativa que justifique la reforma introducida.

2.1. La opción del Estatuto Básico

El personal funcionario de las Entidades Locales aparece dentro de la regulación que se contiene en el EBEP con dos referencias. La primera, en el artículo 2.2. cuando establece el ámbito de aplicación territorial del EBEP e incluye dentro de las Administraciones a las que el mismo se aplica a “las Administraciones de las Entidades Locales”. La segunda, se indica en el artículo 3º en el que se indica que “…1. El personal funcionario de las Entidades Locales se rige por la legislación estatal que resulte de aplicación, de la que forma parte este Estatuto y por la legislación de las Comunidades Autónomas, con respeto a la autonomía local…”.

[...]


Descargar PDF

Revista CEMCI

La Revista CEMCI es una publicación trimestral del Centro de Estudios Municipales y de Cooperación Internacional, Agencia Pública Administrativa Local de la Diputación de Granada.

Revista CEMCI - Número 22

ISSN 1989-2470

revista@cemci.org